Quito,

BAÑOS DE ENERGÍA PARA FIN DE AÑO

ico_foto


Un nuevo año, un nuevo comienzo. Renueve su energía con un baño purificador y logre el cambio que espera.


bano1
Tamaño de letra:

Allí está ese lugar con cuatro cuadros que parecen solo parte de la decoración. El uno es rojo y tiene un triángulo en el centro, otro verde y tiene un cuadrado. El otro es amarillo con un círculo y finalmente hay uno azul con un triángulo al revés. Todos tienen un significado. Mireya entra al sitio, quiere un baño de purificación para el próximo año. Karol Donoso la atiende, la saluda y le pide que elija una de las pinturas. Luego le cuenta que es una persona que tiene muchas ideas por concretarse. Solo con la elección del cuadro puede comentarle que pertenece a un signo muy intuitivo, muy sensible a los temas espirituales y que busca profundizar este tipo de cosas. Y que además le gustan los temas esotéricos.

Así, la reunión avanza. Entonces, Karol saca un paquete de cartas, las coloca en la mesa, las baraja y va viendo las necesidades de esta mujer. Pasan unos cuantos minutos y le pregunta si lo que más desea es tal cosa. En realidad, dio en el clavo. Lo que Karol le dijo es uno de sus más grandes deseos. Mireya se sorprende, no sabe si es intuición o si realmente las cartas revelaron sus aspiraciones.

Los rituales de purificación son parte de todas las culturas y buscan que el agua se lleve todo lo malo. De alguna forma muchos pueblos han utilizado el agua para que los purifique. Por ejemplo, los hindúes buscan esta purificación en el río Ganges. En las culturas andinas, en cambio, se busca esta purificación en ríos o cascadas.

Pero, ¿por qué eligen el agua para esto? Karol Donoso explica que este líquido está relacionado con lo afectivo, con todas las cargas emocionales. Entonces, si alguien no está bien emocionalmente difícilmente puede lograr sus objetivos. Igualmente el agua tiene efectos relajantes. Sin embargo, el agua por si sola no basta. También debe contener otros elementos para cumplir con su función purificadora. Es decir, al agua hay que añadirle unos cuantos ingredientes.

Entonces, el baño busca un equilibrio y una purificación para que la persona entre nuevamente con ganas de hacer las cosas y deje afuera las cosas que no resultaron.

En el caso de Mireya, Karol se pone a preparar un baño que le ayude a dejar de lado la parte sensible de muchas cosas que le pasaron en el 2010. Le dice que es necesario trabajar asuntos de fuego y tierra para que no prime su lado sensible en ella.

Es la hora en que Karol se levanta y toma un poco de agua que trajo de una cascada y que fue bendecida en San Juan. La coloca en un frasco de vidrio de 15 cm. Es la base del baño. Entonces, toma de una caja una serie de hierbas como cardo, ortiga, algo de jalapa y jengibre. Luego añade, raíz de roble y un pedazo de canela para la tristeza y el optimismo. Se dice que la sal siempre ha tenido la virtud de limpiar y purificar. El paso final consiste en poner pétalos de rosas rojas y regaliz. Para que el baño quede completo se coloca un poco de esencias, conocidas como renovadoras.

La mecánica para definir los baños para cada persona funciona igual. Lo único que cambia son los ingredientes. Además cada cliente recibe una vela, seleccionada de manera personal. También se lleva un paquete de inciensos de cuatro unidades, que ayuda a aportar la energía del aire durante el baño y en los días posteriores. Su función es evocar la sensación renovadora que tuvo.

Otro artículo de este paquete es la esencia, que sirve para cargar a la persona de energía positiva para lograr el cambio que tanto busca en el 2011.

En todo caso, el baño se debe tomar en un momento del día o de la noche en que tenga tiempo y pueda estar tranquilo (cualquier día entre el 31 de diciembre y el 30 de enero del siguiente año). El interesado toma una ducha normal con los elementos de limpieza diaria que normalmente usa. Cuando salga de la ducha prepare el baño sanador, puede usar una bañera con agua temperada, suficiente para sumergirse en ella (en el caso de no contar con tina de baño se llena un recipiente con agua temperada para mezclar el baño). Mezcle el preparado en el sentido de las manecillas del reloj. Mientras tanto, encienda la vela y el incienso y coloque a una distancia prudente. Quítese la ropa y entre a la ducha. Con un recipiente pequeño, riegue el agua de arriba hacia abajo.

El baño debe terminarse en su totalidad, hasta la última gota. Luego viene la colocación de la esencia desde la punta de los pies. En el transcurso de la semana se pone un incienso diario para regular la energía del lugar y el último día se deja consumir toda la vela.

( 9 Votos )
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

SECCIONES Padres e Hijos | Ellos y Ellas | La vida hoy | Vida Práctica | Mi Ecuador | Contáctenos

UTILIDAD Servicios | Horóscopo | Agenda | Corazones Solitarios | Código Deontológico

COMUNIDADES RSS icon_rss | Twitter icon_twiiter | Facebook icon_facebook

ANUNCIE AQUI Tarifario

grupo_comercio

"Derechos reservados 2009. GRUPO EL COMERCIO C.A.
Queda prohibida su reproducción total o parcial, por cualquier
medio, de todos los contenidos sin autorización expresa del
Grupo EL COMERCIO C.A."

Powered by iconoit